Aprendiendo de los niños

APRENDIENDO DE LOS NIÑOS “LOS MAS GRANDES NEGOCIADORES DEL MUNDO”

¿Cómo se las arreglan los niños para conseguir lo que quieren en un mundo en el que el poder lo tienen los adultos? ¿Qué hace el niño para conseguir lo que quiere?

Hacen muchas preguntas.

Los niños cuando no saben algo o no entienden algo preguntan, los adultos presuponemos porque no queremos dar la imagen de incompetencia o desconocimiento.

Presuponer es peligroso porque damos por valido algo que puede que no lo sea tanto.

La única pregunta tonta es la que no se hace.

Piden lo que quieren.

Saben que cuanto más piden las cosas más posibilidades y probabilidades tienen de obtener lo que quieren. Un niño cunado quiere algo lo pide, así de claro y así de simple en cambio los adultos lo pensamos o reflexionamos más por los temores que nos embargan.

Ej. Un señor que quiere vender su auto y su vecino que se muere por comprarlo.

Comprador: ¿Vendes tú auto?

Vendedor: Que si vendo mi auto… ¿Que auto?

Comprador: El que está aparcado en tú garaje y tiene el cartel de SE VENDE

Vendedor: Ahhh, cosas de mi mujer que le ha dado por cambiar de auto. Pero vender, vender no, bueno excepto que me hagan una buena oferta. ¿Por qué te interesa?

Comprador: Bueno, interesarme, interesarme no, salvo que me lo dejes a buen precio.

Ambos están interesados respectivamente en vender y comprar pero son incapaces de manifestar con claridad lo que quieren.

Insisten

Los niños insisten aun cuando se les ha dado una información o se les ha negado algo, continúan insistiendo. Para un niño el “NO” es el inicio de la negociación, mientras para un adulto el “NO” es el fin.

Ej: A mi sobrino le gusta tomar refrescos gaseosos y su madre es de la idea de una alimentación más sana y saludable. Cuando el niño quiere refrescos acude a su madre que es la que se encarga del cuidado de su alimentación y le pide refresco, la madre en un alto porcentaje le niega su petición pero para mi sobrino esto no es más que el inicio de la negociación y no se da por vencido, pasado un tiempo prudencial insiste en su petición. Este ejercicio lo realiza varias veces y si definitivamente su madre no accede a su pedido, sube un escaño en su petición y se dirige al padre, si este tampoco accede, el niño no se da por vencido acude a un escaño superior la abuelita, en el extraño caso de que la abuelita no acceda sobre todo si los padres están presentes, el niño acude a técnicas más sofisticadas comienza a gritar para intentar conseguir una negociación en la que se produzca un intercambio y él pueda conseguir su refresco a cambio de su buena conducta.

Fraccionan sus objetivos cuando se hacen difíciles.

Convierten un gran objetivo en pequeños objetivos los cuales intentaran ir consiguiendo poco a poco hasta lograr su totalidad consiguiendo así su objetivo final.

The following two tabs change content below.
Fundador y Creador de Ciberempresarios. La Plataforma para la transformación digital de los Negocios,Marketing y Estrategias para diseñar el estilo de vida de tus sueños, donde se ofrece información útil,consejos y recomendaciones para que puedas hacer crecer tú negocio de manera rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*